Tras la victoria de Santos, Carlos Sánchez, no se olvidó de su paso por River y se burló de Boca por la eliminación


la burla del ex River Sánchez a Boca por la eliminación ante Santos (Infobae)

El sueño de la tan ansiada séptima Copa Libertadores quedó trunco nuevamente para Boca. En esta oportunidad su camino finalizó en semifinales, donde fue eliminado por Santos. El conjunto brasileño, tras el 0 a 0 en La Bombonera, goleó por 3 a 0 a los argentinos de la mano de Diego Pituca, Yeferson Soteldo y Lucas Braga Ribeiro.

Además de la cargada de Neymar a su compañero de equipo Leandro Paredes (el delantero le ganó una apuesta al volante central de la Selección), en las redes sociales también se hizo viral la burla de Carlos Sánchez, integrante del plantel de Peixe con pasado en River Plate, el clásico rival del elenco de La Ribera.

El mediocampista charrúa, pese a que no pudo decir presente en la serie debido a que se encuentra en plena recuperación de una rotura de ligamento cruzado (tiene contrato hasta mediados de 2021), utilizó su cuenta de Instagram para reírse de Boca.

Carlos Sánchez se recupera de una lesión (Foto: EFE) (EFEI0373/)

Con la camiseta de Santos puesta, y con su familia de fondo mientras compartían una picada, el futbolista vio el encuentro y fue comentando algunas acciones del juego. Una vez finalizado el pleito, el Pato se desató y apuntó con un clásico cantito contra el Xeneize. “Si querés dar la vuelta no te quedes con ganas, hay una calesita en el Parque Lezama”, fue la primera canción que entonó en el medio de los festejos.

Luego, cuando la transmisión oficial comenzó a enfocar la desazón de los hombres del conjunto de camiseta azul y oro, el hermano de Nicolás De La Cruz esbozó un polémico “chupa, chupa”. Su siguiente intervención se dio cuando el plantel visitante se marchaba rumbo al vestuario, gritó: “Llora no, no llora”.

Carlos Sánchez, que tuvo dos pasos por el elenco millonario, fue una de las piezas claves para que el club regrese a la Primera División y conquistó cuatro títulos internacionales: la Copa Sudamericana 2014 (eliminó a Boca en semifinales), la Recopa Sudamericana 2015, la Copa Libertadores 2015 (dejó al Xeneize en el camino en octavos de final -marcó un gol de penal en la ida-) y la Suruga Bank 2015.

Luego se marchó rumbo a Rayados de Monterrey, donde conquistó una Copa MX. En julio de 2018 desembarcó en el fútbol brasileño, a cambio de una cifra cercana al millón de euros. En el Peixe disputó un total de 81 partidos, en los que aportó 19 goles y brindó un total de 16 asistencias.

De esta manera, la final de la Copa Libertadores pondrá cara a cara a dos conjuntos brasileños. El 30 de enero, en el Maracaná, se verán las caras Santos y Palmeiras, club que viene de eliminar en la fase previa a River, otro de los candidatos al título.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La “verdadera séptima” y la revancha de River: los mejores memes de la eliminación de Boca ante Santos por la Libertadores

Errores en el planteo, falta de rebeldía y una roja insólita: las 6 razones de la eliminación de Boca



Fuente original Infobae

قالب وردپرس