Coronavirus en México: investigan marcadores epigenéticos en la UAM para saber por qué afecta más a algunas personas y tratarlo


Técnicos de laboratorio trabajan en una empresa Foto: (EFE/Kiko Huesca)
(Kiko Huesca/)

Especialistas de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) trabajan en identificar, tanto “genes maestros” que participan en los cambios epigenéticos de respuesta de las células a la infección por SARS-CoV-2, como biomarcadores que ofrecerían alternativas en la lucha contra las infecciones virales con el reposicionamiento de epifármacos como nueva terapia.

Junto con colegas del Instituto Nacional de Cancerología, la Technical Munich University y la Universidad de Copenhague, el doctor Ernesto Soto Reyes Solís, profesor de la Unidad Cuajimalpa de la Casa abierta al tiempo, participa en un estudio aprobado en la convocatoria de Proyectos de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación en Salud ante la contingencia por COVID-19, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El académico del Departamento de Ciencias Naturales de ese campus explicó que los objetivos centrales son la búsqueda de biomarcadores epigenéticos relacionados con la infección de SARS-CoV-2 y el logro de la caracterización de dichos procesos, por lo que “nuestros resultados podrían emplearse como pronósticos de sobrevida de la enfermedad e impactar en la toma de decisiones desde una perspectiva clínica”.

Dichos biomarcadores servirían –en el mediano plazo– al reposicionamiento de medicamentos de uso contra distintos padecimientos, contribuyendo así a nuevas propuestas en el tratamiento de pacientes con coronavirus.

Gente espera en fila a lo largo de la calle antes de entrar en la zona donde están abiertas las tiendas, durante la reapertura gradual de actividades comerciales en Ciudad de México, mientras continúa el brote coronavirus en Ciudad de México. Julio 6, 2020. REUTERS/Henry Romero
Gente espera en fila a lo largo de la calle antes de entrar en la zona donde están abiertas las tiendas, durante la reapertura gradual de actividades comerciales en Ciudad de México, mientras continúa el brote coronavirus en Ciudad de México. Julio 6, 2020. REUTERS/Henry Romero (HENRY ROMERO/)

Ese patógeno representa un problema de salud pública a nivel mundial ante el cual “vamos contra reloj” para evitar su propagación, dado el gran número de defunciones que está provocando cada día, puntualizó el docente.

Todas las mañanas en tu correo las noticias más importantes de México.

Una de las características de la mayoría de estos gérmenes es su capacidad de infectar y provocar partículas virales, al utilizar “toda la maquinaria de las células” para producir las proteínas y los ácidos nucleicos necesarios, por lo que ha sido siempre de interés fundamental conocer por qué estos entes –ya que no se puede decir que estén vivos– pueden “secuestrar dicho engranaje”, al pretender “adueñarse de lo que se conoce como maquinaria epigenética”, subrayó el doctor en ciencias biomédicas por la Universidad Nacional Autónoma de México.

La epigenética data de 1940 y se define como la facultad de una célula para responder a los estímulos del medio ambiente, por ejemplo, si es atacada por una bacteria, los genes deben ser competentes para reconocer de inmediato este tipo de procesos y “dictar a la célula en qué momento prenderse y apagarse”, es decir, son sus reguladores maestros y “una especie de antena parabólica que permite censar lo que pasa en el entorno al transmitir la señal”.

Muchos patógenos trastornan los mecanismos y entonces la comunicación con el ambiente se transforma y en lugar de recibir una reacción “la tapan y evitan que la interacción se dé en forma abierta, así que la contestación de las unidades de información no se provee de la misma manera”.

Foto. (EFE/Rodrigo Sura)
Foto. (EFE/Rodrigo Sura)
(Rodrigo Sura/)

Cada organismo tiene epigenomas diferentes, por lo tanto, “cada quien va a expresarse de modo distinto, porque los procesos están establecidos en cada uno de nosotros y, de hecho, van cambiando conforme estamos en las condiciones normales”, explicó el especialista en ciencias médicas.

El estudio Búsqueda de biomarcadores epigenéticos basados en análisis bioinformáticos de transcriptomas obtenidas de muestras infectadas por SARS-CoV-2 está dirigido a detectar cómo un virus puede modificar estos componentes cuando un organismo o una línea celular de éste es atacado por estos patógenos.

“En caso de que logremos encontrar una firma específica de esos procedimientos que se están alterando podríamos utilizarla como un posible marcador de pronóstico para saber si el paciente que sufre este daño puede o no responder bien”, especificó el académico.

Un paciente es visto en una cama dentro del hospital militar provisional del Campo Militar No. 1, que atiende a pacientes con síntomas de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Ciudad de México. 9 de junio de 2020. REUTERS/Carlos Jasso
Un paciente es visto en una cama dentro del hospital militar provisional del Campo Militar No. 1, que atiende a pacientes con síntomas de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Ciudad de México. 9 de junio de 2020. REUTERS/Carlos Jasso (CARLOS JASSO/)

El doctor Soto Reyes Solís añadió que una de las estrategias para abordar este proyecto –dado que el equipo debe entregar conclusiones en seis meses– fue realizar una búsqueda bioinformática de grupos de investigación dedicados a analizar el contexto de expresión de los genes de células que ya hayan sido infectadas por el virus.

Además de que la unidad anatómica responda cuando llega un patógeno prendiendo y apagando muchos genes, pues está reportado en la literatura científica que aquellos que se encuentran cambiados son los vinculados con la respuesta inmunológica, pero hay información que sale de ese orden y “estamos interesados en observar estas pequeñas partículas o que no se ven en la mayoría de los trabajos, es decir, queremos recabar estas secuenciaciones masivas que ya están libres y públicas para cuestionarlas”.

“La pregunta que queremos hacer es cuál es la participación de los genes epigenéticos, ya que en el momento que un virus ataca una célula, no sólo se transforma este material de respuesta inmunológica, sino también los sistemas de regulación que dictan cómo se prende o apaga la mayoría de ellos.

“Si logramos descubrir los genes maestros epigenéticos que se encuentran desregulados podríamos proponer una estrategia para la búsqueda de un biomarcador que pueda decir a un individuo si el potencial pronóstico puede ser bueno o malo, reaccionando con unidades de información temprana de activación o represión transcripcional”, detalló el especialista.

Omar, de 46, es un paciente enfermo de coronavirus, es tendido en la Cruz Roja Mexicana en la Ciudad de México Foto: (REUTERS/Edgard Garrido)
Omar, de 46, es un paciente enfermo de coronavirus, es tendido en la Cruz Roja Mexicana en la Ciudad de México Foto: (REUTERS/Edgard Garrido) (EDGARD GARRIDO/)

Muchos biomarcadores son utilizados en el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico del cáncer, pero para la exploración de patógenos virales existen muy pocos y “en particular para SARS-CoV-2 no existe una molécula que permita conocer la predicción sobre esta enfermedad”.

La bioinformática ha permitido contar con más de 70 secuencias masivas de muestras, a diferencia de otros casos basados en una o dos y esto “nos posibilita un análisis con una mayor capacidad de finura para conocer cuáles son los genes que se encuentran desregulados, en relación con esta infección”.

Las secuencias que se tienen son, tanto en líneas celulares de pulmón infectado por el virus como en muestras de pacientes, lo que “nos permite traslapar todos los estudios que se han hecho muy meticulosamente en líneas celulares, en muestras obtenidas de pacientes”.

En conjunto, la búsqueda de biomarcadores epigenéticos podría impactar a mediano plazo en el reposicionamiento de fármacos que se emplean en distintas enfermedades, contribuyendo a nuevas propuestas farmacológicas en el tratamiento del SARS-CoV-2.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

¿Por qué algunas personas son mucho más susceptibles de contagiarse de coronavirus que otras?

Cepas de Covid-19 no afectan igual a los mexicanos, aseguró especialista de la UNAM

El virus no ataca a todos por igual



Fuente original Infobae

قالب وردپرس