David Mendoza: 5 Pilares para un Plan de Gobierno Socialdemócrata en Venezuela



5 pilares cuyo secreto está en la mezcla. Están altamente correlacionados unos pilares con otros. No se pueden ver de forma aislada. Deben conformar un todo indivisible que asiente la felicidad y la prosperidad de una sociedad en lo colectivo, y de las personas en lo individual.  

Democracia

La democracia es el sistema de gobierno que garantiza las libertades,  tales que, las personas puedan desarrollar sus potencialidades en la medida en la cual la sociedad va creándose a sí misma, sus modos, sus saberes y sus usos. Es parte de la riqueza de una sociedad la democracia. Disminuirla disminuye bienestar. En la medida en la cual, las sociedades gozan de su sistema de libertades, en esa medida su bienestar se consolida. El índice de democracia, clasificación realizada anualmente por la unidad de inteligencia de The Economist, calculado en base de una serie de parámetros como proceso electoral, pluralismo, libertades civiles y funcionamiento del gobierno, muestra en su ranking 2018, con las mejores puntuaciones a Noruega, Islandia, Suecia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Canadá e Irlanda.    

¿Qué hace de Noruega el país más democrático del mundo? En un artículo publicado por BBC News, el 27 de enero de 2015, escrito por Constanza Hola Chamy, se señala que la sociedad noruega valora tremendamente la igualdad (Noruega es el cuarto país más igualitario del planeta). Le dice a BBC Benedicte Bull, líder de la Red Noruega de Estudios Latinoamericanos (Norlarnet) “un estado fuerte con baja corrupción y sin favoritismos genera confianza”. Por otra parte, es de notar que 4 de los 5 países con las mejores puntuaciones son nórdicos. Pareciera que tener vecinos democráticos ayuda a la democracia propia. Esto significa, que no es sólo un tema nacional. El tema de la protección y mejora de la democracia es un tema al menos regional. Vale la pena mencionar la influencia que en la confianza por la democracia genera su alto nivel de vida. Supieron sembrar el petróleo en su momento y diversificaron su economía. Y un buen nivel de vida, ayuda a mantener la igualdad y a proteger la democracia.  El estado de bienestar de los países nórdicos también genera confianza en el sistema. Venezuela está calificada con un bajo nivel como “país con régimen autoritario”. 

Transparencia

Como señalábamos en el pilar “democracia”, la transparencia de la gestión pública es muy importante para el desarrollo de políticas, que efectivamente, se traduzcan en bienestar y mejora de la calidad de vida de las sociedades. La corrupción derrumba la confianza en el sistema, en las instituciones, en la propia capacidad de la sociedad para resolver sus problemas y empobrece a las personas. En el último informe de la organización no gubernamental Transparencia internacional, referente al Índice de Percepción de la Corrupción mundial (IPC) del 2018, señala que la incapacidad de la mayoría de los países por controlar la corrupción contribuye a la crisis de la democracia en el mundo. “Con tantas instituciones democráticas amenazadas –a menudo por líderes con tendencias autoritarias o populistas– es necesario seguir trabajando para fortalecer los mecanismos de control y equilibrio y proteger los derechos de los ciudadanos”, señaló Patricia Moreira, directora ejecutiva de Transparency International. “La corrupción socava la democracia y genera un círculo vicioso que provoca el deterioro de las instituciones democráticas, que progresivamente van perdiendo su capacidad de controlar la corrupción”. Los primeros en orden de transparencia son Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Suecia, Singapur, Suiza, Noruega. Muchos de estos países son los primeros en el índice de democracia. 

Transparencia Internacional señala por qué Dinamarca es el país más limpio del mundo. “No creen en la viveza, cumplen con sus impuestos de forma voluntaria, administración pública eficiente, inversión en sus ciudadanos a través de una educación gratuita y verdaderamente igualitaria, tolerancia cero a actitudes impropias en el ejercicio de un cargo público”. Venezuela se encuentra en el puesto 163 de 174 países. Está catalogado como uno de los países más corruptos del mundo. 

Innovación

La innovación es la búsqueda permanente de mejoras a lo existente o de solución a problemas nuevos. Está asociada con la investigación, el desarrollo y la economía del conocimiento. Nuevos productos y servicios más eficientes y mejores son el resultado de la innovación. Impacta positivamente en el nivel de vida de las sociedades. En la publicación de la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual (OMPI) del 10 de julio de 2018, se señala “el Índice Mundial de Innovación es un instrumento cuantitativo minucioso que ayuda a los responsables de la toma de decisiones a dar con los modos de estimular la actividad innovadora que impulsa el desarrollo económico y humano. El Índice Mundial de Innovación clasifica a 126 economías en función de 80 indicadores, desde los índices de presentación de solicitudes de derechos de propiedad intelectual hasta la creación de aplicaciones móviles, el gasto en educación y las publicaciones científicas y técnicas”. En dicho informe, se señala la escalada al puesto 17 de China (que busca poner énfasis en el desarrollo de la economía del conocimiento por las limitaciones de crecimiento que presenta su sector industrial que opera a niveles máximos). Los países líderes en innovación son Suiza, Países Bajos, Suecia, Reino Unido, Singapur, Estados Unidos de América, Finlandia y Dinamarca, Noruega está de número 18. De nuevo vemos como se repiten los nombres de algunos países líderes en los dos pilares mencionados anteriormente.

 ¿Por qué Suiza es el país más innovador? La innovación permea a las PYME y no sólo a las grandes corporaciones. Según Futuristiclab.com, el 10% de las PYME suizas consideraba tener al menos un producto de su portafolio como líder en su categoría a nivel mundial. Se estima que el 57% de las PYME suizas han introducido una innovación al mercado en términos de producto o proceso. Hay bastante acompañamiento de los institutos de investigación, de los centros de investigación a las PYMES. Además poseen talento humano capacitado en ciencias de frontera (robótica, AI). Tiene una inversión del 2.2% de su PIB dedicada a investigación y desarrollo. De esta un 60% es del sector privado y el 40% del sector público. El gobierno, las empresas y las universidades trabajan de la mano a través de parques tecnológicos y proyectos conjuntos. Estabilidad jurídica y tasas de impuestos moderadas: Esto estimula la confianza para invertir en el largo plazo. 

Globalización

Si bien, la globalización ha aumentado las asimetrías y agudizado los problemas que debía resolver, la verdad es que pretender vivir aislados del mundo, utilizando la soberanía como un arma contra el propio pueblo, por parte de los gobiernos para limitarle libertades, es un mal no sólo del país, sino de América Latina. Por este motivo, mirar al mundo e interactuar en él, estableciendo relaciones no sólo institucionales, sino individuales es una realidad. Los individuos a través de las tecnologías de la información, están cada vez más interconectados con otros pertenecientes a otras sociedades. Intercambiando y compartiendo cultura, bienes, servicios y capital, afecto y conocimiento. El instituto suizo KOF (por sus siglas en inglés), estableció un índice que mide el grado de globalización de un país. En este sentido, el índice se basa en el comercio de bienes, servicios y capital, incluso las restricciones que se ponen al capital, para medir el grado de globalización económica. Para medir el grado de globalización social de un país, se centra en libertad de información y calidad de vida de los habitantes; flujo de información vinculado a medios de comunicación, internet, telecomunicaciones, y proximidad cultural. Por último, para medir el grado de globalización política, toma en cuenta el grado de cooperación entre países y la participación en organismos y tratados internacionales, así como la democratización y el respeto de los gobiernos a la difusión de ideas.

Los países considerados más globalizados en el ranking 2018 son Suiza, Holanda, Bélgica, Suecia, Reino Unido, Dinamarca y Austria. Noruega está de onceavo.  Esto sólo confirma lo que hemos venido observando: los países primeros en los rankings de los pilares anteriores se repiten entre los mejores posicionados en este pilar. La capacidad de generar confianza a la inversión nacional y extranjera, sin duda, son una buena palanca para el desarrollo. Nuestra capacidad como sociedad para convocar esfuerzos de inversión y recuperación de talentos, son clave para reinsertar a Venezuela y a los venezolanos, con otra imagen y generando una mucho mejor percepción global. Venezuela en 2017 se ubicó en el puesto 179 de 186 en el ranking.

Educación

El quinto pilar de esta lista, pero que en realidad es el más importante, es la educación. La educación transformadora, liberadora y potenciadora de los poderes creadores del pueblo. Y también, aquella otra que nos ayude a mejorar nuestra sociedad y nuestra cultura. Una educación que permita a todos acceder al conocimiento. Que nos enseñe a proteger a nuestro medio ambiente y a desarrollar soluciones a nuestros problemas. Una educación que nos enamore de nosotros mismos y de la vida. Que nos aleje de prácticas y comportamientos disociados del respeto. Los países desarrollados que más gastan en educación de acuerdo a su producto interno bruto son Dinamarca, Islandia, Corea de Sur, Noruega, Israel y Nueva Zelanda y como vemos se repiten algunos países nuevamente. De acuerdo al Banco Mundial Cuba es el país del mundo que más porcentaje de su PIB invierte en educación. Esto lo convierte en la viva muestra de que no basta un solo pilar, ya que sin democracia, sin innovación, sin transparencia, la educación que reciben, de seguro no es muy liberadora ni productiva. En Venezuela, sabemos el estado en el cual está nuestra educación, así que ni te muestro los números. 

Nuestra situación económica y social no es la causa sino la consecuencia de nuestros problemas subyacentes, y debemos encararlos para mejorar nuestras posibilidades futuras. En este sentido, aún cuando entiendo que hablar de plan de gobierno en la Venezuela de hoy, pudiera representar una real amenaza a la paz de quienes piensan que planificar está necesariamente asociado a concentración y centralización del poder, así como a perder tiempo y recursos en poner en papel cualquier tontería, ya que se dice que “el papel lo aguanta todo”, existen esfuerzos y experiencias que soportan estos 5 pilares que te presento como las migas de pan que nos van dejando otros para mostrarnos el camino.



Fuente original La Patilla

قالب وردپرس